FacebookTwitterGoogle+Share

Alianza Inmobiliaria Internacional (IREA-AII) de la mano de su Gerente General y experto en mercado inmobiliario Ignacio Acosta Sorge, advierten a sus clientes y al público en general la importancia de conocer de qué manera podemos cuidarnos de ser víctimas de ataques electrónicos a nuestras páginas web. Actualmente garantizar la seguridad de una página web equivale implementar en tu portal un certificado de seguridad SSL (Secure Socket Layer) e instalarlo en tu sitio electrónico.

En este sentido, es importante tener en cuenta que así como los prestigiosos certificados de legitimidad de Alianza Inmobiliaria Internacional en sus portales web de anuncios inmobiliarios, existen otros tipos de certificados de seguridad digital, por lo que debemos escoger el que más se ajuste a nuestras necesidades y preferencias.

En qué consisten los certificados digitales SSL

Fundamentalmente, un certificado digital consiste en un par de claves criptográficas que emplean el protocolo SSL, y se utilizan para asegurar al internauta que visita una página electrónica la autenticidad de la misma, garantizando que el portal es en verdad quién dice o aparenta ser. En otras palabras, es un archivo de datos que relaciona virtualmente una clave de encriptación con los datos de la organización que lo instala en su portal.

Estos datos constituyen generalmente el URL, el nombre del servidor y nombre del host. Así mismo el nombre y dirección de la organización, y en casos específicos, la información de contacto de la empresa.

Estos certificados son contentivos de dos claves, una pública y otra privada. La primera sirve para cifrar la información y la segunda para descifrarla. De este modo, cuando un internauta navega en un portal web legítimo, se produce una presentación SSL, que certifica al usuario y al servidor, e implanta un sistema en clave de sesión única. De allí se puede iniciar una sesión segura que garantiza la privacidad e integridad de la información. De esta manera se garantiza la protección del internauta contra posibles ataques electrónicos.

Factores que garantiza un certificado SSL

Las claves criptográficas de un certificado SSL garantiza los siguientes aspectos de un portal web:

1.Protege la información que se transmite

Una garantía importante que proporciona el protocolo SSL es el cifrado de todas las comunicaciones que se ejercen a través del portal web. Desde el procedimiento inicial, que es cuando un usuario ingresa al sitio electrónico, este se produce cifrado, siendo confidencial y encriptado la información que se intercambia entre el usuario y la organización.

2.Identificación del sitio web

Este protocolo se establece para un único dominio, esto permite la fácil identificación del URL al que se está ingresando al compararlo con el que está precisado en el certificado. Por lo que imposibilita el ingreso a un portal suplantado por delincuentes.

3.Integridad de la información en tránsito

Un certificado SSL garantiza la inmediata identificación y descarte de alguna modificación o forjamiento malintencionado, de la información que se intercambia entre el usuario y el servidor. Así mismo solventa la pérdida de datos a que diera lugar un error u omisión en dicho intercambio.

4.Garantiza que no se rechace información legítima

Si una transferencia de datos es considerada válida no puede ser abortada, en vista de que el protocolo identifica ambos extremos como legítimos y la salvaguarda de la información transmitida. Este factor es resultante directo de los tres anteriores.

Razones para utilizar un certificado SSL

Son dos las razones primordiales para que las empresas recurran al uso de un certificado SSL en sus servidores web, a saber:

Para garantizar a sus clientes la legitimidad del dominio o identidad de su portal web, de esta manera adquiere un viso de confiabilidad y prestigio, toda vez que aumenta la reputación de la organización entre los potenciales usuarios.

Para proteger la transmisión de datos que se efectúa a través del sitio web o entre servidores de la misma organización. Si una información llegase a interceptarse ilícitamente, sus datos no podrán ser desencriptados sin el protocolo distintivo necesario para la decodificación.

¿En qué casos se debe usar un certificado SSL?

Entre los casos específicos que hacen necesario la contratación de un certificado SSL, se pueden contar los siguientes:

Para garantizar la seguridad de las transacciones bancarias a través de la web relativas a las tarjetas de crédito

Para proteger la información que se transmite a través de formularios web, accesos autorizados al sistema, o determinadas áreas del portal cuya información sea de carácter sensible y ameriten un tratamiento especial.

Para garantizar la legitimidad del correo online y las aplicaciones como el ingreso online a Outlook o los servidores Exchange y Office Communications.

Para garantizar la seguridad de los procesos de trabajo y virtualización de aplicaciones como plataformas Citrix Delivery o las plataformas de cloud computing.

Para proteger la transmisión de información entre un usuario de correo web como Microsoft Outlook y un servidor e-mail  como Microsoft Exchange.

Para proteger la transmisión de datos de HTTPS y servicios de FTP, relativos a las actualizaciones de los portales web y apertura de nuevas páginas en que incurra el propietario u  organización, al momento de transferir archivos pesados.

Por ello, Alianza Inmobiliaria Internacional de la mano de su Gerente General Ignacio Acosta Sorge, concluye en que un certificado de seguridad SSL garantiza a los usuarios y propietarios de un portal legítimo, que no serán objeto de ataques electrónicos como la extracción ilícita de sus datos personales y financieros, por medio de la suplantación del dominio del sitio web (phishing); o la recepción de un correo malicioso o no deseado (SPAM). Asimismo nos permite contratar de una forma segura el servicio de nuestra fuerza de trabajo sin ser objeto de una estafa laboral en cualquiera de sus distintas modalidades.

 

RSS feed para comentar el articulo Inmobiliario. RSS 2.0 Comentarios sobre el articulo inmobiliario, Deshabilitados.

Articulo sobre bienes raices, cerrado.